Todas las entradas por Kuma Almasy

Aficionado a mil cosas y centrado en ninguna, como un buen géminis

Comunidad – ¿Qué es Creando Mundos?

 

undefined

Creo que ya, con algunas entradas a la espalda, llega el momento de hablar sobre qué es “Creando Mundos”. Después de varios años como Director de diversos juegos, me encuentro en un momento en el que desearía hacerme un lugar en la comunidad que rodea a los juegos de rol. Como le sucede a cualquier director, las pilas de mapas, normas de la casa, apaños, escenarios, personajes y en general, de material “home-made” se amontonan en las estanterías y cajones (sobretodo después de quince años en esto). De la necesidad de compartir, crecer y conocer nace Creando Mundos.

En este blog, de momento limitado por asuntos financieros, volcaré cada pocos días pequeños aportes que, espero, ayuden a cualquiera. Como se puede ver, de momento me encuentro sumergido en aguas norteñas, dentro de las páginas del juego de rol “Yggdrasill”. Mapas, arreglos para las normas y nuevos arquetipos han sido los primeros aportes nacidos de mis dedos y teclado, pero no los únicos. Próximamente llegará la revisión de las Proezas y de los poderes mágicos, una lista de música para ambientar las partidas e incluso, si todo va bien, algunos escenarios y tramas. Por supuesto, los planes a corto plazo están más claros que las ideas de futuro. Traer memorándums nacidos de mis partidas con todo tipo de detalles, activar la funcionalidad de comentarios del blog, compartir archivos que aúnen mi trabajo, dialogar con los lectores, entre otras muchas posibilidades. Ahora mismo divago sobre las crecientes ganas de comenzar con Mundo de Tinieblas, Aquelarre y Cyberpunk entre otros muchos juegos.

No puedo dejar pasar la ocasión de mencionar a mis dos grandes aliadas en este pequeño proyecto, que trataré por todos los medios, mantener el máximo tiempo vivo y coleando. Estas son Beatriz: redactora y correctora de la mayoría de los textos y Julia Sanz: experta en idiomas y búsquedas en lo más profundo de internet. Dos mujeres de las cuales, tengo la suerte de aprender algo cada día.

Sin más dilación y con lo que parece más un esbozo que una presentación oficial de un proyecto os dejo, pronto aparecerán nuevas entradas que espero, os ayuden a crear vuestros propios mundos.

Reseña Tardía: Yggdrasill, el juego de rol

Para quien no conozca Yggdrasill, no se puede quedar simplemente con la imagen de la portada y pensar: “Pues un juego sobre Vikingos. Con sus barcos, sus saqueos y esas cosas” Porque estaría bastante equivocado… Yggdrasill trasporta al jugador a los siglos V y VII, una época de convulsión política y expansión comercial muy alejada de la imagen que el cine nos ha vendido de los hombres del norte. Lejos de ser conquistadores, saqueadores y ante todo violentos, durante la época que nos presenta el trasfondo del juego, las gentes de Skandia se encuentran en un momento de expansión cultural, económica y todo ello, salpicado con el fratricidio llevado a cabo por el rey Frodi y mientras los Vanir y AEsir vagan por Midgardr.

Dado que el juego tiene ya sus años, esta entrada no busca convertirse en una reseña, sino más bien en una motivación (propia). Hace poco más de dos meses, tras hacerme con el manual y todos sus suplementos, comencé una partida en un club cercano. Cuál fue mi sorpresa cuando me encontré atrapado en medio de un sistema que no se entendía a sí mismo. Lo que en un principio se me antojó como un sistema fácil, de reglas sencillas, con pocas complicaciones y con un leve aroma a vieja escuela, pronto se convirtió en una pesadilla. Reglas mal explicadas, un sistema demasiado (de verdad, demasiado) mortal, una organización dentro del libro nefasta… vamos, que era un verdadero desastre. Al hablar con mis jugadores y con miembros del mencionado club, comenzaron a surgir los comentarios que yo, por azares del destino, ignoraba. “Tuvo muchos problemas con la traducción”, “otros directores lo intentaron pero lo dejaron por imposible”, “los franceses suelen hacer juegos muy ambiguos”, “juega a otra cosa, el sistema está roto”. Al parecer era un secreto a voces que Yggdrasill tenía un sistema que lo había empujado hace tiempo al suicidio.

undefined

Y aquí llegamos al punto mencionado anteriormente: la motivación que me lleva a escribir este post. Llevo mes y medio tratando de arrancar el sistema de juego, de quitarle el polvo y rehacer (en muchos casos desde 0) aquellas cosas que no tenían demasiado sentido para mí. Es por ello que después de escribir treinta paginas de “reglas de la casa”, me he decidido a compartir lo que haga con la gran comunidad de Jugadores y Directores que comparten mi lengua a través de este humilde blog. Así que, sin más dilación, espero que os agraden y sobretodo, os ayuden las aportaciones que próximamente encontraréis por aquí.

Un saludo, ¡y que la creatividad os acompañe!